Páginas

domingo, 23 de septiembre de 2012

Actualidad y espacio público



   Actualmente podemos observar, que al público general no le interesa mucho si se hace o no la Trienal o los artistas que este año van a estar en Ch.aco, pues lamentablemente los temas que mueven los circuitos artísticos sólo se abren a la curiosidad masiva cuando involucran desnudos o animales. ¿Qué estamos haciendo los artistas para remediar esta situación?

  Arte público podría ser la respuesta señoras y señores!


Polémicas y desconexión

Hace ya más de 10 años, Evaristti  puso en la palestra a sus pececitos en jugueras en el MAC, en el 2005 Maximo Corvalán invitó a dos indigentes a vivir en un diorama gigante frente al Museo de Bellas Artes y en el 2000 la obra Casa de vidrio, ganadora de un Fondart, hizo “relinchar a los califas”-según La Cuarta.

Diorama, Máximo Corvalán
 
A pesar de la cobertura que en general alcanzan estas obras, lamentablemente no podemos hablar de una conexión o interés real con el lector o televidente ya que la noticia de la “obra polémica” está tan mediada con lo que entendemos por excitante, que todo se vuelve amorfo, deforme y patético, envuelto en sobreinterpretaciones sobre cosas que finalmente tienen más que ver con la moral y las opiniones personales, que con un juicio estético, o de cualquier tipo. Así, las últimas veces que los medios pusieron atención a una obra de arte nacional, siempre ha sido con ánimos de una interpelación moral del tipo: Es esto Arte?. 

A propósito del arte y las polémicas, la frase del clásico de Gombrich No existe, realmente, el Arte. Tan sólo hay artistas, se hace contingente, ya que deja entrever la inmortal necesidad de clasificar el arte como si fuera un concepto estático, que correspondiera como un signo a un objeto concreto y específico, actitud sesgada y castrante que abre rápidamente polémicas del tipo Baby Vamp o Murales de Sodimac, haciendo que la gente se pregunte, una vez más, si eso es o no Arte, con A mayúscula.
 Si Pamela Díaz se tiñe el pelo la gente no se pregunta si esto es espectáculo porque, ya sea por repetición o por interés, todos reconocemos perfectamente las delimitaciones del show medial incluso aunque no seamos absolutamente conscientes del manejo psicológico que ello implica.

Definiciones y transformaciones

Se dice que en Chile, la desconexión entre arte y la vida real es una secuela del golpe militar, en el tiempo en que los artistas que quedaron en Chile tuvieron que buscar nuevos lenguajes, mucho más crípticos, para seguir ejerciendo si no querían terminar como comida de langostas. Pero sucede que al 2012, ésta y otras razones de curso de Historia del Arte chileno ya suenan como a cuento, sencillamente porque la cosa sigue igual de lejana a pesar de que llevamos muchos años de pseudo democracia y normalidad.
Pero si buscamos responsables, de quien sería la culpa? De la tele y los realitys? De que las obras no las entiende nadie más que los artistas? De Piñera?

Más allá de las definiciones y las polémicas, el arte ha sufrido drásticos cambios durante el último siglo, los que, a costa del boom de las comunicaciones se hacen mundiales en lo que demora un twitteo. Fenómenos como internet, las redes sociales y otras formas de comunicación global, los cruces y mutaciones entre disciplinas artísticas y otros, hacen que la posibilidad de llevar el arte puertas afuera y sin considerar sólo las convenciones de un grupo reducido, se convierta en un tópico muy estimulante.

Arte público made in Chile

De un tiempo a esta parte, muchos artistas, gestores y curadores sienten la necesidad de llevar  a cabo proyectos que se adaptan a nuevas maneras de generar contacto entre lo que debería ser, linealmente, la obra, el lugar de exposición y el espectador. Así, proyectos chilenos como Galería Daniel Morón, Hoffman House, Colectivo Corredores de larga distancia o Galería Chilena, celebran un espíritu de libertad y descentralización, a los que les siguen lugares no tradicionales como Galería Metropolitana, Galería al Paso, Galería Temporal o el Museo a Cielo abierto, entre muchos otros proyectos.

Galería Metropolitana
  
 Todo lo anterior hace pensar que si bien, los artistas seguimos y seguiremos luchando por engrosar nuestros currículos presentando obras en Museos y Galerías para lograr la añorada inserción, hay también una preocupación y atención dirigida a poder salir de los circuitos tradicionales, dirigiendo las investigaciones a escenarios más reales.
La gracia de ocupar la calle como soporte de obra, está en la cantidad de capas que hay que abordar. Una obra o proyecto que se presenta masivamente tiene la responsabilidad de considerar el contexto, ya sea temporal, espacial y/o social del entorno, cuestión que muchas veces no pasa en el interior del cubo blanco. En este sentido, el espacio público proporciona un plus y a la vez una condición que no puede ser ignorada, y esta es la de ofrecer variados niveles de lectura, que se inicien siempre en cómo se ve y como se instala lo que se quiere mostrar, utilizando lenguajes más amables y  accesibles que operan desde la visualidad hacia el pensamiento, y no al revés.
  
Galería al Paso en el Mercado de Rancagua

Otro factor a considerar es el riesgo de exponerse a la reacción más directa, masiva y automática que se pueda esperar, dando la posibilidad a otro, espectador, que pueda incluso modificar lo que uno planeó como propuesta visual. Es casi un ejercicio de sacrificio y de desprendimiento del ego, pues el trabajo se ofrece sin saber si va a durar hasta la mañana siguiente.
La importancia de realizar arte público en lo que llamamos sitio específico, radica en materializar la idea de un arte público, abierto, socialmente activo, llegando al máximo de espectadores con el mínimo de pretensiones, priorizando el valor de la experiencia relacional por sobre el valor exclusivo de las obras y haciendo que lo relevante entonces sea la comunicación, y no, preponderantemente, la vía por la que se realiza.

A propósito de lo mismo, vean este video de la obra de Candy Chang...es cortito y muy emocionante. Gracias Rodrigo por este link! 

10 comentarios:

María Jose Ríos dijo...

me sabe a nada el arte considerado con mucha palabreria
creo q se sujeta mucho a lo literal

porq sera tan seco pollock y fue contingente y politico

no tanta palabreria separada de la accion haganm accio y obra con palabras no separados

Y lindo el video, muy oriental, me gustó

blinkdesign dijo...

Muy bueno cote!
Enviado desde mi BlackBerry de Movistar

Mauricio Villegas dijo...

Gracias Coté por la información.
Espero que te encuentres bien,

M.

René Vergara dijo...

o sea
lamentablemente imagino si se podrá matar un perro en pelotas
y no deja de ser interesante
Gombrich tiene razón
en parte

el perro las muerde
si las tiene demasiado cerca

gracias por tu esperanza
tu intención ya es

Rv

Ricardo Serrano dijo...

Gracias María, saludos

Maca Rojas dijo...

cote! cómo estás?? todo bien con los proyectos? oye me gustó! estas re bueno, felicitaciones!

un besote!

Fdo. Herrera dijo...

Muy lindo y muy de acuerdo, solo faltó incluir el museo rodante. :)

Ximena Burón dijo...

Cote: Muy interesante.Gracias, mil.Si puedes, visita en Facebook: Casa Esquina, es la cuenta de la casa que te hablé, para los artistas. Me gustaría ver si participas, no importa a distancia, se pueden realizar muchas cosas, la gente que está ahí la lleva.Cariños, Ximena.

Matilde Campos dijo...

Que interesante reflexión, y que amenísima y divertida escritura. Gracias.

matilde

Cristian Schultze dijo...

Gracias! Me gusto, saludos Cote!